Ilustre y Antigua Hermandad del Santo Rey Mártir Hermenegildo

Saluda Hno. Mayor

(7-III-2016)
Hermano en Cristo:
Como ya sabes, el pasado día veinte de febrero de este Año Jubilar de la Misericordia, 2016 d.C. se celebró el Cabildo General de Elecciones a Junta de Gobierno de esta Ilustre y Antigua Hermandad del Santo Rey Mártir Hermenegildo, resultando elegida la lista de Oficiales que encabezo. Te informo que ha sido confirmada por la Delegación Episcopal el día tres de marzo, y a continuación, el Domingo, seis de marzo, se realizó el Cabildo de traspaso y posteriormente la Toma de posesión durante la Santa Misa.
En la Junta anterior, de la que fui su Teniente H.M., el Hermano Mayor D. Manuel García Querencio se fijó dos objetivos principales que han sido satisfactoriamente cumplidos: internamente, la reorganización de la Hermandad tanto oficial como de vida corporativa; y exteriormente, dar a conocer a nuestro santo Titular y rescatar en Sevilla la devoción al que fue mártir converso y su primer rey católico, precursor del primero de España, su hermano Recaredo.
En este trienio, como Hermano Mayor y con la colaboración del resto de Oficiales, dos son los objetivos que me planteo.
Primero, profundizar en las raíces de esta antigua Institución y aclarar su esencia, fijando su sello para dar razón de ser a su existencia como asociación religiosa y eclesial hoy día, es decir, potenciar los cultos, formación religiosa, la caridad tanto material como espiritual y la vida de hermandad, todo con las señas propias de identidad.
Segundo, como consecuencia de una de mis atribuciones: cuidar expresamente de que los miembros de la Hermandad se formen debidamente para el ejercicio del apostolado propio de los laicos (Regla 46), ante el avance en la vida pública de un laicismo radical y excluyente, contrario a la libertad religiosa de los católicos, urge el apostolado como seglares en el mundo y para ello fomentar la formación en la Doctrina Social de la Iglesia, como fieles discípulos de San Hermenegildo que dio su sangre para que se viva la fe católica tanto en el ámbito privado como en el público.
Por último, iniciamos con una efemérides importante: el IV Centenario (1616-2016) de la Terminación y Dedicación de la Iglesia a San Hermenegildo, al sitio de la Puerta de Córdoba, en la Ccollación y Parroquia de San Julián de esta ciudad. Se informará del Programa y Calendario de actos que se desarrollará hasta diciembre, con la solemne apertura el Domingo, tres de abril, Fiesta de la Divina Misericordia.

LAUS DEO. 


Recibe un saludo fraternal,
Luis R. Álvarez Domínguez, Hermano Mayor